martes, 28 de septiembre de 2010

el 3º cap espero les guste =D ahi ta una foto d cm imagino el vestido de tanya
LA FIESTA

Faltaba una semana para la fiesta, Carmen y Eleazar llegaron a Forks dos días después de que Kate les avisara, se sorprendieron mucho de que accediera a ir a esa fiesta, pero no quise complicarlos con mis conflictos internos, así que les dije que accedí porque no quería dejar a los Cullen solos, con todo lo que había pasado a Carlisle se le Había olvidado preguntarme lo que me sucedía, por suerte, no quería ponerlo mas preocupado de lo que ya estaba.

Toda la semana paso sin nada nuevo Alice solo tuvo una visión relacionada a la fiesta y al parecer no ocurriría nada malo si íbamos, después de esa visión no hubo nada más. Bella se preparaba para ir con Nessie por si algo malo sucedía, ella si que era terca, cuando algo se le metía en la cabeza nada ni nadie podía sacárselo. Alice agradeció mi idea de ir de compras al menos ya no tendríamos que salir a buscar vestidos, en nuestra “pequeña” salida compramos todo tipo de ropa, entre ellas vestidos de fiesta, cada una tenia varios vestidos, excepto Bella claro, Alice le empezó a lanzar vestidos como loca esperando que Bella escogiera uno, al final Alice fue la que tubo que decidir.

Decidimos irnos a Volterra un día antes para poder llegar a tiempo, como ya teníamos los pasajes comprados nos facilito, no es que nos costara, sino que conseguir catorce pasajes de avión para una semana era algo difícil hasta para un vampiro.

Pasar por el aeropuerto fue algo muy divertido y mas con Emmett y Edward, Emmett por naturaleza, el ya era muy chistoso y ver lo que hacia cuando las chicas se lo quedaban observando era en verdad divertido, Edward porque podía decirnos lo que pensaban, las personas si que se sorprendían cuando veían a uno de los nuestros, la mejor parte fue cuando entramos al avión, hasta el propio piloto no podía despegar se nos quedaba mirando como un embelesado, la azafata tubo que chasquearle los dedos en frente varias veces para que reaccionara, me recordó a lo que hizo Edward, todos nos reímos por lo bajo de la reacción del piloto.

Cada chico que pasaba nos miraba a cada una y cada vez que miraban a una de nosotras los chicos respondían tomándolas de la mano, besándolas etc., era muy divertido, claro que a mi si me miraban mas porque era la única que no tenia pareja, hasta ese momento todo lo que había pasado me había hecho olvidar mi depresión, pero ver a los chicos tan acaramelados me lo recordó, era algo frustrante a veces, y todos mis esfuerzos por olvidarlo eran en vano, a veces me gustaría poder llorar, para sacar todo eso que tengo por dentro.

El avión era primera clase, los asientos eran excelentes, muy finos, me senté del lado de la ventana, esperaba que no hubiera sol, sin embargo traía puesta una chaqueta color beige, pegada al cuerpo, manga larga y un pantalón blue jen así que si me pegaba el sol  no seria problema.

Renesmee se quedo dormida a mitad de vuelo, y Emmett fingía que dormía acostado en las piernas de Rosalie, escuche a una chica que decía desde cuatro puestos después de donde estábamos: -¡que envidia!, esas personas si que son hermosas, y esas chicas tienen unos novios muy hermosos- me pareció algo ridículo, si supiera cual es el precio para ser como somos nosotros no diría eso, o quizá ¿si?, escuche mas comentarios parecidos, algunos sobre los chicos, alguno sobre las chicas, y otros referidos a todos.

El viaje tardo trece horas, muy aburridas a decir verdad, al llegar al aeropuerto internacional de Italia, Leonardo da Vinci Fiumicino, en Roma, nos espero una sorpresa, resulto que había una limosina esperándonos para llevarnos a Volterra, Aro tenia todo preparado, creo que el siempre pensó que nosotros accederíamos a ir a su fiesta.

-Yo también pienso lo mismo Tanya- me dijo Edward.

-Aro es muy astuto, ¿Cómo supo que accederíamos?- le pregunte.

-No lo se.

-Ya eso importa muy poco, mejor aprovechemos lo que esta haciendo-dijo Carlisle sonriendo.

Subimos a la limosina, era grande por dentro como por fuera, muy espaciosa y su decoración también era muy elegante y hermosa, digna de un Vulturi.

El viaje en limosina desde Roma hasta Volterra duro dos horas, Carlisle le dio la conductor una nueva dirección en Volterra, al parecer tenia una pequeña casa por los alrededores y como no queríamos llegar tan temprano decidimos quedarnos ahí hasta que anocheciera, la limosina se metió por muchas calles, dando vueltas y vueltas, me pregunto donde estará esa pequeña casa.

Después de pasar por un gran laberinto de calles, llegamos a la casa de Carlisle, no se a que llamara el pequeña, porque esa casa era enorme, se podía notar que tenia muchos años sin usarla y tenia su toque antiguo al estilo vieja Italia, con un poco de arte barroco y un toque de arquitectura griega. Por dentro era mucho mas hermosa que por fuera y mucho mas moderna de lo que pensé, aunque también tenia su toque antiguo, estaba decorada tipo arquitectura del renacimiento, en realidad era una casa hermosa, aunque el termino casa no era el adecuado, mas bien yo diría mansión, tenia tres pisos, nueve habitaciones, un balcón, y un patio trasero, muy hermoso con un jardín, muy bien cuidado, me imagino que Carlisle tiene alguien que cuida la casa.

Estuvimos hablando y observando la gran casa hasta las diez de la noche los chicos fueron a cambiarse y nostras hicimos lo mismo.

De nuestra salida de compras traje varios vestidos de fiestas formales, entre todos me encantaba uno color verde manzana con un escote tipo TOP, y tenia un diseño plateado en el borde del escote y en la parte del talle, era largo y tenia una abertura desde el inicio de la rodilla que dejaba ver mis piernas, también tenia unos tacones que combinaban con el vestido con detalles verdes y plateados, punta aguja. Agarre mi cabello en un peinado recogido para que se pudiera ver el escote de la espalda.

Las chicas estaban realmente hermosas, Bella traía un vestido azul, que le quedaba muy bien con su piel, igualmente largo y con un escote en la parte de adelante, Alice traía un vestido morado claro, hasta la rodilla le quedaba muy hermoso, Rosalie tenia un vestido negro largo con un escote muy sexy en la espalda, se veía realmente deslumbrante, mi hermana Kate traía un vestido rosado pastel, largo con una abertura de un lado de la perna, Carmen traía un vestido blanco corto, sencillo pero elegante, Nessie tenia puesto un vestido amarillo muy lindo que escogió Alice, con un peinado semi-recogido con sus rizos se veía realmente encantadora, Esme tenia puesto un vestido blanco con negro largo con unos hermosos detalles debajo de la parte del busto.

-Guao Tanya estas hermosa, me encanta tu vestido- me dijo Bella.

-Tu también estas muy hermosa Bella, tu y todas las chicas, esta realmente deslumbrantes.

-Gracias Tanya- me dijeron las chicas.

Los chicos también estaban muy hermosos, Garret se veía muy bien con su traje, era extraño verlo con esa clase de ropa, pero le quedaba bien.

-Carlisle te vez muy bien- le comente.

-Y tú te vez muy hermosa Tanya.

-Gracias, Carlisle.

El castillo de los Vulturi no estaba muy lejos de la casa de Carlisle se podía ver desde allí.

-Me pregunto ¿Cómo será el castillo de los Vulturi?

-Es muy grande, y algo lúgubre, pero no se si lo han cambiado, hace como cinco años que no lo visito- me dijo Bella.

Reí ante su comentario “lúgubre” sabia que los Vulturi eran algo antiguos pero no creo que sean tan malos decorando.

-Ja, ja, no lo son Tanya, la verdad son muy buenos, Bella dice que es algo Lúgubre porque ella entro por otro lado del castillo, pero esta vez nosotros entraremos por la puerta principal- me dijo Edward.

Caminamos hasta el castillo la verdad estaba realmente cerca, solo que con tantas calles, confundía, hace muchos años que no estaba en Italia, y cuando estuve nunca vine a Volterra, por eso no lo conocía, al llegar el castillo se veía mas grande y también tenia su estilo de arquitectura gótica, típica de los vampiros antiguos.

Al entrar nos recibió una chica muy hermosa parecía como de veintitrés años, Bella le pregunto a Edward si era Gianna, el sintió levemente, la chica parecía ser una vampiresa reciente, lo supe por su reacción al ver a Nessie, en seguida actuamos y nos colocamos como en una especie de escudo para protegerla, Gianna se dio cuenta de la situación e ignoro el pequeño incidente y nos guío hasta el salón de fiesta de los Vulturi.

El lugar estaba realmente hermoso muy iluminado con un gran candelabro estilo antiguo en el techo del lugar, de un lado de las esquinas del salón se hallaba una enorme mesa con manjares y exquisiteces humanas, ¿que hacia esa comida allí?, no tengo idea la mayoría de los invitados no comía pero si se encontraban algunos humanos, quizá Aro los tenga como aperitivo para los vampiros, al final del salón había un porche muy grande y también decorado muy hermoso con varias sillas color dorado, pude notar que ya habían varios invitados aparte de los humanos y también vi que varios de los vampiros que habían estado con nosotros hace un año haciéndole frente a los Vulturi estaba ahí, como el clan Irlandés, Maggie, Siobhan y Liam estaba ahí, y también los nómadas Europeos, Alistair,  Charles y Makena estaban, me sorprendió mucho verlos y ellos también se sorprendieron de vernos, nos saludamos y hablamos de cómo fue que terminamos convencidos de venir.

-Oye Ed, los Vulturi no están aquí ¿cierto?

-No, pero llegaran pronto.

Ya habían llegado el resto de los invitados, eran aproximadamente las doce de la noche, cuando Aro entro, estaba con su esposa Sulpicia, Marco y Cayo y Athenodora, detrás de ellos venia la guardia Vulturi, Felix, Demetri, Santiago, Heidi, Renata, tres vampiros que no reconocí y otros dos vampiros, una chica y un chico, la chica era pequeña y rubia parecía como de quince o dieciséis años, el chico era mucho mas alto que ella y era muy hermoso, incluso era mas alto que yo, parecía casi de mi misma edad, pero eso seguro se debía a su tamaño.

No podía dejar de verlo algo en el me llamaba la atención, Aro hablo y me distrajo de mis pensamientos.

-Buenas noches mis queridos amigos, bienvenidos a nuestra fiesta, espero la disfruten, de ante mano quiero agradecerles a los Cullen y a los Denali por haber venido, mis disculpas por los problemas causados, esta fiesta es un gesto de mi gratitud hacia ustedes. Bueno que empiece la fiesta.

Dicho esto colocaron música movida, si que me gustaría ver a Aro bailando, reí por mi comentario y Edward también, Aro se acerco primero a Carlisle.

-Hola mi querido amigo Carlisle- le dijo Aro saludando.

-Hola Aro, ¿Cómo estas?

-Muy bien, y ¿como esta la pequeña Renesmee?

-Aquí esta- Carlisle hizo espacio para que Aro la viera, se sorprendió mucho al ver lo grande que estaba.

-¡OH!, pero que grande y hermosa esta, Hola Bella, Edward, tienen una hija muy hermosa.

-Hola Aro-saludo Edward.

-Hola Aro, gracias- le dijo Bella.

Saludo a todos los Cullen y luego se dirigió a mi.

-Hola Tanya, muchas gracias por venir, espero no queden rencores entre nosotros.

-Hola Aro, si eso creo- le dije sonriendo, la verdad yo no era de esas personas rencorosas, y aunque me dolió mucho lo que hizo, perdonarlo era algo que podía hacer.

-Estas realmente hermosa, y tus hermanas, hola Kate, Carmen, Eleazar mi viejo amigo, ¿como están?

-Gracias Aro.

-Hola Aro, ¿muy bien y tu?-le saludo Eleazar, mis hermanas también lo saludaron.

-Excelente mi querido amigo, Tanya quiero presentarles a ti y a tus hermanas a mi esposa Sulpicia.

Su esposa era muy hermosa y encantadora a simple vista.

-Hola mucho gusto- estreche su mano.

-Encantada, Sulpicia- le dijo Kate.

Mi hermana Carmen también la saludo y Eleazar ya la conocía. Después de hablar con Aro vinieron a saludarnos Marco y Cayo este último con Athenodora, que también  nos presento, Cayo se disculpo con los Cullen por como había actuado y también con nosotros.


Después de los saludos y las disculpas nos pusimos a bailar, hacia mucho que no iba a una fiesta, estuve bailando un poco, pero luego me salí de la pista de baile, estaba buscando a ese chico, aun no recordaba su nombre, lo encontré en la esquina opuesta a donde yo estaba,  el estaba recostado a la pared hablando con la chica rubia Felix y Demetri.

Quería acercarme a el, pero no me atrevería y menos con ellos ahí, decidí salir al porche a refrescar mi mente.

Italia de noche era realmente hermosa, se podía ver toda la ciudad desde allí, las luces eran un espectáculo, sentí que me observaban, mi instinto instantáneo fue voltear, y ahí estaba el, seguía en la misma posición, recostado a la pared pero Felix, Demetri y la chica ya no estaban, estaba observándome, esos escasos segundos en que nuestras miradas se fusionaron sentí una sensación que jamás había experimentado, juraría que me puse pálida, pero eso era imposible, ¿Qué me estaba sucediendo?, esta sensación era realmente extraña pero me gustaba, estaba tan perdida en su mirada que no me di cuenta que mi hermana venia hacia donde me encontraba.

-Ey, Tanya- grito Kate.

-Ah, dime Kate.

-¿Qué haces aquí, porque no estas bailando?

-Aamm Salí a tomar aire, es todo.

-¿A quien estabas mirando?- me pregunto con tono curioso.

-¿Yo? A nadie.

-No me lo niegues te vi- siguió con su mirada la dirección hacia donde estaba mirando hace poco y se encontró con el chico.

-¿A Alec?, ¿lo estabas viendo a el?- me pregunto con cara divertida.

Con que así se llama, pensé, ahora es que lo estoy recordando y la chica se llama Jane y es su hermana.

-¿Lo estabas viendo, verdad?- sonrío, parecía encantada de que lo estuviera observando.

-Bueno, si, ¿pero porque te emocionas?

-Porque después de todo venir no fue tan mala idea, quien piensa y quizá tu y…-la interrumpí

-Ey, Kate vuelve a la tierra, no sueñes, solo lo estoy viendo.

-Ay hermana, uno no mira así a las personas, esa mirada tuya, cambio de repente cuando lo viste, hace poco tú mirada era triste, pero de repente cambio, te lo digo en serio.

-Cállate Kate, te recuerdo que aquí la mayoría puede escuchar lo que decimos.

-A mi hermana le gusta Alec, a mi hermana le gusta Alec- dijo cantando, a mi hermana la adoro, pero quiero matarla ahora mismo.

-Cállate Kate- le tape la boca, ella se Safo.

-OK, pero admítelo.

Le volteé los ojos, no estaba de humor para esta rutina cómica, aunque debo admitir que si siento algo extraño, pero prefiero no precipitar nada, no quiero ilusionarme de nuevo y terminar mal.

-OH, me voy- se fue alejando con una sonría en su rostro, no sabia el porque hasta que volví a voltear y me encontré con Alec que se dirigía hacia donde yo estaba, cada paso que daba era como si mi corazón latiera a un ritmo desenfrenado, sabia que era producto de mi imaginación, pero esta sensación extraña que sentía me hacia alucinar, y allí estaba yo, esperando a que se acercara. 

2 comentarios:

  1. aaww!!
    publica proto porfis!!
    que quiero saber que le dice alec!

    ResponderEliminar
  2. :O Dios!!! que emoción que le dira Alec? :)

    ResponderEliminar